Plantas Medicinales, la Ortiga

La Ortiga.
Nombre científicoUrtica.

Es una planta de la familia de las Urticáceas, se conoce popularmente por sus propiedades urticantes, pues está recubierta por diminutas púas, que al tocar la planta liberan un jugo irritante y puede producir lesiones en la piel.
La ortiga es una planta muy utilizada en la gastronomía mediterranea.
2016-07-04_02
Las dos especies más conocidas:
La (Urtica dioica), conocida como ortiga mayor yortiga verde, que es la más común. Alcanza entre 50 y 150 centímetros. Tiene el tallo de sección en forma de cuadrado, hojas con forma de ovalo, con el borde aserrado, sus flores son pequeñas unisexuales.

La ortiga menor (Urtica urens) suele crecer al lado de la ortiga mayor, tiene unos 60 centímetros y produce mayor irritación que la anterior, posee menos virtudes terapéuticas.

Ubicación:
Se encuentra en casi todos los continentes, existen unas 29 especies, en algunos países se pueden encontrar hasta 5 especies distintas.

Ejemplo:

  • Urtica dioica (ortiga mayor ú ortiga toro). Europa, Asia, Norteamérica, Colombia.
  • Urtica gracilenta (ortiga de montaña). Arizona, Nuevo México, oeste de Texas, norte de México, centro de Colombia.
  • Urtica incisa (ortiga arbustiva). Australia, Colombia.
  • Urtica triangularis Colombia.
  • Urtica urens (ortiga menor ú ortiga anual). Colombia, Europa, Norteamérica.

Propiedades y componentes:

Por sus numerosas características, la ortiga se ha utilizado durante muchos siglos como una planta medicinal, ya que por sus propiedades sirve para tratar diversos malestares.

  • Ácidos: cafeico, ferúlico, fórmico, gálico, acético. ( pelos urticantes);  linoleico, oleico y palmítico (semillas).
  • Vitaminas: Vitaminas del grupo B (niacina, riboflavina, tiamina, colina) (hojas), ácido fólico (planta); vitamina C, vitamina A (en forma de betacarotenos).
  • Minerales: Nitrógeno, potasio, hierro, calcio, azufre, magnesio, zinc, aluminio (hojas).

Otros componentes:
Planta:

  • Mucílago, lecitina, clorofila, taninos (especialmente la raíz), betaina (hojas).

Alcoholes:

  • Glicerol (semilla).

Pelos urticantes:

  • Histamina, serotonina, acetilcolina.

Recolección

La planta puede recogerse desde principios de primavera hasta otoño.
La raíz debería recogerse a finales de agosto.

Conservación

Si se utiliza seca, deberá secarse a la sombra y guardarse en un sitio seco. La raíz secarla al sol, deberá guardarse en un recipiente hermético.
2016-07-04
Propiedades medicinales y preparados con ortiga para uso interno

Aparato digestivo

Protege el hígado, estimula sus funciones y ayuda a su recuperación en caso de enfermedad hepática. Favorece la función biliar – La betaína y los ácidos cafeico, ferúlico, linoleico y oleico intervienen en su poder hepato-protector.
Se utiliza como remedio casero para combatir una intoxicación alimentaria debida a la ingestión de moluscos o/y crustáceos.

Aumenta las secreciones y favorece los movimientos peristálticos, por lo que contribuye a favorecer la digestión, ayudando al estomago, y a la eliminación de las heces del intestino, infusión de dos cucharadas de hojas secas por litro de agua. Tomar tres veces al día antes de las comidas.

Se puede considerar la ortiga como un laxante suave para ayudar a prevenir estados de estreñimiento y digestiones lentas, infusión de dos cucharadas de hojas secas por litro de agua. Tomar tres veces al día antes de las comidas, tomar sopa de ortigas o la planta hervida como verdura.

Por otra parte, podemos conseguir los efectos opuestos si hacemos uso de la raíz. La riqueza en taninos, especialmente en la raíz, la hace adecuada en el tratamiento de la diarrea, decocción de la raíz seca durante 10 minutos. Tomar 3 tazas al día.

Problemas de úlceras

Las úlceras son unas llagas que se forman en la pared interna del estómago debido al exceso de secreción de jugo gástrico.

La ortiga es idónea para el tratamiento de las úlceras gástricas puesto que en sus semillas contiene ácido linoleico. El ácido linoleico es el precursor de las prostaglandinas, hormonas que bloquean la producción de jugo gástrico.

Para conseguir incorporar el ácido linoleico de la ortiga tenemos que beber el aceite de sus semillas.

Otro remedio es, aparte de bloquear la secreción de jugo gástrico, podemos incorporar con una infusión de ortiga la vitamina B2 (riboflavina) y mucílagos, que son los encargados de mantener la mucosa, capa que protege la pared interna del estómago del efecto corrosivo del ácido, de ahí que, en este tratamiento, no se tienen que tomar las raíces puesto que irritan la mucosa gástrica.

Problemas con la glándula tiroides

La glándula tiroides está situada en la parte inferior y anterior del cuello y es la encargada de controlar el metabolismo y el crecimiento. Su funcionamiento está controlado por el hipotálamo.

Si tenemos problemas con la glándula tiroides o si tenemos bocio (aumento de medida de la nuez del cuello debido a un exceso de actividad de la glándula tiroides) tenemos que seguir una alimentación rica en yodo y podemos complementar el tratamiento con dos infusiones al día de diente de león y ortiga.

La ortiga es anti anémica

La anemia es una patología que se detecta cuando la concentración de hierro en la sangre disminuye. Pero por suerte el hierro se puede incorporar ingiriendo ortigas, por ejemplo, puesto que tienen un alto contenido en hierro y además contienen clorofila, que estimula la formación de los glóbulos rojos.

Pero hay otras causas que pueden provocar anemia y que la ortiga también puede curar como las causadas por premura de minerales y vitaminas puesto que contiene calcio, sales de hierro, silicio, cloro, cobre, zinc, magnesio y níquel y vitamina B5, riboflavina, tiamina, vitamina C, vitamina E y vitamina K.

Para conseguir combatir la anemia se tiene que tomar un caldo vegetal, obtenido con ortigas y otras verduras o tomar sopa de ortigas. El tanto por ciento de hemoglobina y el número de glóbulos rojos se restablecerá con normalidad después de haber tomado el tratamiento de tres a seis semanas. Se debe acompañar de una dieta para la anemia adecuada.

Problemas circulatorios

Detiene las hemorragias actúa como vasoconstrictor y previene el flujo descontrolado de la sangre. Muy adecuada para tratar las hemorragias nasales, la hemofilia y los trastornos de la menopausia la metrorragia (hemorragia del útero fuera de la menstruación), la dismenorrea (menstruación difícil y dolorosa), la hemofilia (enfermedad hereditaria relacionada con el sexo y caracterizada por una propensión a las hemorragias abundantes internas o externas), la hemoptisis (expulsión de sangre por vías respiratorias normalmente debido a una hemorragia en los pulmones).

Para combatir estos trastornos tenemos que tomar media taza al día, dividida por la mañana y por la noche de jugo de la planta fresca que podemos obtener picando y tamizando la pulpa de la planta aunque también lo podamos conseguir el extracto comprándolo directamente en tiendas especializadas en medicina natural.
Y en el caso de las hemorragias nasales, que pueden ser totalmente espontáneas, se puede utilizar otro método más rápido y fácil: Se trata de empapar una gasa, algodón o incluso pañuelo con el jugo de la planta e introducirlo por la nariz (remedio tradicional de la ortiga).

La ortiga es anti-arteriosclerótica, su riqueza en clorofila le confiere propiedades circulatorias en el tratamiento de la arteriosclerosis y en la mejora de la circulación sanguínea. Tomar media taza al día, dividida por la mañana y por la noche, igualmente esta propiedad resulta útil para mejorar la circulación en los ojos por lo que mejora el tratamiento de la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo.

Problemas del Metabolismo

La capacidad de la ortiga para eliminar toxinas, junto con sus propiedades para estimular el hígado y la función biliar la hace muy adecuada como remedio para la ictericia, tanto hepática como posthepática, decocción de cinco cucharadas de planta seca por litro de agua. Tomar un par de tazas al día.

La ortiga es un buen diurético y un buen tónico para el tracto urinario, infusión de una cucharada de planta seca por taza de agua. Tomar un par de tazas al día, preferiblemente por la mañana. Trate de mantener el líquido en la vejiga para fortalecerla y aprender a usar los músculos urinarios.

Rebaja el nivel de azúcar en la sangre y previene o ayuda a combatir la diabetes, hervir un puñado de ortigas en agua y tomar 3 tazas al día.

Los esteroides del extracto de la raíz actúan directamente sobre la hipertrofia prostática benigna al aumentar la cantidad de micción diaria, relajar la vejiga urinaria e inhibir el crecimiento de esta glándula, la dosis de extracto de raíz es media cuchara pequeña, repartidos en dos tomas diarias.

Eliminar Líquidos

La ortiga es uno de los mejores diuréticos, junto con el diente de león y el equiseto. Los diuréticos favorecen la eliminación de líquido en el cuerpo, por lo que resultan interesantes no solamente en caso de obesidad, sino también en aquel conjunto de dolencias que mejoran con la eliminación de agua y toxinas.

Entre todas estas dolencias debemos señalar especialmente el ácido úrico, enfermedades circulatorias, hipertensión, enfermedades hepáticas, piedras en el riñón, gota, artritis, artrosis, reumatismo, etc., decocción de la raíz seca durante 10 minutos. Tomar 3 tazas al día o infusión de dos cucharadas de hojas secas por litro de agua. Tomar tres veces al día antes de las comidas.

Otras propiedades

Por su alto contenido en hierro se hace ideal en la curación de la anemia. Se puede utilizar como una verdura más para realizar caldos vegetales, combinada con otras verduras o realizar infusiones con una cucharadita de planta seca por vaso de agua, infusión de 1 cucharada de planta seca por taza. Tomar 3 vasos al día.

Tradicionalmente se considera que la ortiga incrementa el caudal de leche en las mujeres con lactantes. Además del uso tradicional, puede decirse que la ortiga aporta mucho ácido fólico, colina, vitamina A y otros nutrientes cuyos requerimientos aumentan durante la lactancia. Tomar caldo vegetal, realizado con ortigas y otras verduras, sopa de ortigas, infusión de 1 cucharada de planta seca por taza. Tomar 3 vasos al día.

Favorece la formación de estrógenos que mejoran el estado mental de los enfermos de Alzheimer. La ingestión de estas hierbas en forma de verdura puede beneficiar el comportamiento y reducir los episodios depresivos de estos enfermos.

Preparados medicinales con ortiga para uso externo
Cuidar la piel

Las ortigas poseen propiedades vulnerarias y cosméticas, lo que las hace muy beneficiosas para el cuidado de la piel proporcionando a esta una fina textura, al eliminar imperfecciones, como granos, eczemas, herpes, acné, etc.
Los principales tratamientos son los siguientes:

  • Verter un puñado de ortigas secas en el agua del baño.
  • Decocción de un puñado de ortigas por litro de agua. Dos o tres tazas diarias.
  • Comer las ortigas en verdura, hervidas junto a espinacas. Tomar la cantidad que se desee, beber el zumo de ortigas.

Cuidado del cabello

Se ha probado el efecto regenerador de la ortiga para el cuero cabelludo, así como su capacidad para combatir la caspa, seborrea y otras alteraciones relacionadas con la caída del cabello.

Por este motivo, aunque no constituya un elixir milagroso contra la calvicie, si que puede ayudar a prevenirla o retrasar su aparición, maceración de 100 gr. de ortiga y romero secos en 1 litro de anís durante 15 días, hacer fricciones sobre el cuero cabelludo por la mañana y antes de irse a dormir).

Dolor de articulaciones, reuma y ciática

Se hizo un estudio clínico a 152 pacientes con problemas reumáticos los cuales se les administró 1,54 g. diarios de jugo de ortigas. Al cabo de tres semanas el 70% de los pacientes reconocía un alivio notable de los dolores. El principio activo que combate el reumatismo es el ácido fórmico.

En casa podemos añadir al agua caliente del baño una infusión de ortigas para calmar un simple dolor de espalda o de rodillas, o frotar sobre la zona afectada la ortiga recientemente arrancada.

Para el nervio ciático, consiste en pasar por la zona dolorida una ramita de ortiga fresca con la finalidad de que los principios urticantes produzcan una reacción en el organismo que, desinflamen y anulen el dolor de la zona afectada al cabo de unos días.
La aplicación debe hacerse con mucho cuidado un par de veces al día sobre las piernas y brazos. Para disminuir el efecto urticante, se puede espolvorear talco sobre la zona de aplicación.

2016-07-04_03
Propiedades alimentarias de la ortiga

Las ortigas son plantas silvestres comestibles, siempre que se recojan en lugares limpios, libres de animales de pastoreo y de pesticidas de cultivos.

Se pueden cocinar como una verdura cualquiera y en combinación con otras verduras y hortalizas y después aliñarlas con aceite y sal.

Su sabor es parecido a las acelgas o las espinacas e incluso se dice que las propiedades de la ortiga superan las de aquellas puesto que son muy similares.
Las ortigas no contienen oxalato sódico y en cambio reúnen otros principios activos beneficiosos comentados a lo largo de todo este artículo.

Valor nutricional de las ortigas

Por cada cien gramos de esta planta fresca obtenemos de 6 a 8 gramos de proteínas, de 30 a 35 en el caso de que sea seca, y contiene un 9% de fibra.

Se puede consumir en tortilla o como una sopa de ortigas añadiéndole apio y cebolla, que se dejará cocer durante veinte minutos y que resultará ideal para gente con colesterol e incluso se puede acompañar con pollo.

Es aconsejable retirar los tallos y sólo cocinar las hojas puesto que es una planta bastante leñosa y masticar el tallo no es demasiado agradable.

Cómo preparar las ortigas para que no piquen?

Para ello se deben recoger y dejar reposar durante medio día. Luego, al guisarlas, ya no pican, al eliminarse el ácido fórmico que contenían cuando estaban frescas.

Las ortigas son muy ricas cuando las hervimos, las introducimos a las cremas de verdura o las comemos en tortilla, y aportan todas las propiedades medicinales vistas anteriormente. Principalmente el valor nutricional de las ortigas recae en su riqueza en vitamina A.

Toxicidad y peligros de la ortiga

No conviene abusar de esta planta porque, en algunos casos, puede ocasionar reacciones estomacales. Se trata de una especie que, tiende a acumular en sus tejidos grandes cantidades de nitratos, por lo que, de no tomarse con moderación, puede resultar perjudicial.

En algunos casos, su ingestión ha producido reacciones cutáneas adversas y problemas en la micción. En contacto con la piel, sus pelos urticantes son los causantes de provocar una fuerte escozor.

Recetas culinarias con ortiga

Tortilla de Ortigas

Ingredientes:

  • 1 kilo de hojas de ortigas
  • 4 huevos
  • 2 cucharaditas de aceite
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Cilantro picado
  • Arroz integral como acompañamiento

Preparación:

  1. Pasa las matitas de ortiga por agua hirviendo, retira las hojas de los tallos, escúrralos y reserve.
  2. Bate los huevos enteros, agrega la sal, el cilantro picado y las hojitas de ortiga previamente reservadas. Mezcla bien.
  3. Calienta el aceite en una sartén y procede a vaciar en él la mezcla. Una vez dorada por un lado se da vuelta ayudada con una tapa para así dejar la tortilla cocida en forma pareja.

Se sirve acompañada de arroz integral o ensalada mixta.

Rissoto de Ortigas

Ingredientes:

  • 300g de arroz
  • 1 cebolla grande
  • Caldo vegetal
  • 2 cucharadas de queso rallado rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada mantequilla
  • Sal
  • Pimienta negra o blanca molida

Para la crema de ortigas:

  • 1 manojo grande de ortigas silvestres
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de girasol
  • Sal

Preparación:

    1. Lavamos las ortigas y desechamos los tallos.
    2. En una sartén con un poco de aceite freímos la cebolla picada y el ajo (con sal para que la cebolla no se queme), hasta que la cebolla esté blandita.
    3. Incorporamos las ortigas, y salteamos durante unos minutos.
    4. Colocamos en el vaso de la batidora, y trituramos hasta obtener una crema gruesa, añadiendo un poco de aceite del que se tenga a mano, que servirá como conservante para guardar lo que nos sobre.
    5. Incorporamos el arroz, y rehogamos tres o cuatro minutos.
  • Añadimos el doble de caldo vegetal que de arroz y cocemos hasta que el arroz esté listo, unos 20 minutos. Retiramos del fuego y añadimos un par de cucharadas colmadas de la crema de ortigas, mezclando bien. Añadir queso rallado (si te llega el presupuesto el que más le pega es el parmesano), decorar con alguna hoja de ortiga cocida y servimos inmediatamente.

No Comments

Post a Comment