La Ayahusca, una planta que se profana

El uso y manejo de las tradiciones merece respeto, honorabilidad y sabiduría. En la actualidad están llegando corrientes antiguas que adaptamos a las metrópolis para encontrar calma y tranquilidad como es el uso de la Ayahuasca. Esta es la planta más importante, reconocida como maestra, su espíritu te permite conectar con la substancia divina, con los archivos universales y acceder a esa enseñanza ancestral.
Toda esta central de poder está a disposición de todos, pero siguiendo normas milenarias, ética y sentido común. Acceder a todo ello es adentrarte en la inocencia y pureza del corazón, el camino más digno de entrega.
Esta planta debe tomarse en un contexto ceremonial. El Ritual es el acto que va a encajar las energías que llevarán a buen fin la curación de los participantes en la reunión. Sin este protocolo, sea el que sea, no hay una conexión con el Espíritu de la Ayahuasca. Todo se inicia con una oración, con la obertura de la Ceremonia que puede seguir un diseño tradicional o contemporáneo. Las personas que dirigen dicha Ceremonia deben tomar la misma Medicina Ayahuasca que consumirán los asistentes. Los indígenas así lo hacen y en Occidente seguimos esta forma que nos ayuda a sintonizarnos con todo el grupo. En el trance, el tiempo en el que dura los efectos de la Ayahuasca, se abren puertas visibles e invisibles que el Chaman percibe con destreza para “viajar” a través de esas dimensiones. Si no toma Medicina no es una persona experta en el trance, es un aficionado oportunista que desconoce la Planta. Hay que desconfiar de aquellos que manifiestan que no “necesitan” tomar Ayahuasca, que ya están habituados y por tanto son “especiales”. Eso es mentira. Desde hace milenios esta planta se ha utilizado para aprender y evolucionar. Nuestros antecesores, custodios de las tradiciones, siguen y seguirán tomando Ayahuasca en sus Ceremonias precisamente para estar entonados con la vibración de la planta y poder curar a las personas.
2015 03 19
La experiencia hace el maestro.

Fabián Achury es músico consciente de la Medicina, colombiano de nacimiento y en la actualidad afincado en España desarrollando su carrera profesional como Director de Chamanismo para todos. Según Achury: “la persona que dirige las Ceremonias del Yagé, el Taita, es el mediador entre el cielo y la tierra”. A pesar de su juventud, tiene una gran experiencia como tomador del Yagé, más de 20 años, lo que hacen de este humilde hombre un referente en España y Europa. Ha sido discípulo directo de los Chamanes más importantes de su país: “El Taita debe tomar Yagé en un camino que tiene un principio, pero una vez dentro no tiene final”. Otro punto muy importante es dietar previamente a la toma y a posteriori. Ciertas comunidades modernas de la Ayahuasca, afirman que la persona no debe cambiar su rutina y que debe seguir con los mismos hábitos. Es un error que puede poner en peligro la integridad del usuario. A este respecto, Fabián es muy preciso: “la dieta es fundamental y más en esta sociedad europea donde se hacen tantos excesos”.
Por último, el Chaman, el Taita, el Ayahuasquero no es un facilitador que da Medicina como si fuera una bebida espirituosa. Se está generalizando una idea totalmente falsa de la figura principal, de aquellos que dirigen el grupo que va a tomar Ayahuasca. Algunos supuestos “líderes” están ahuecando el ala, sacándose de encima responsabilidades y compromisos con las personas que se inician en la Medicina, dejando en manos de aficionados sin ninguna experiencia, esas almas cándidas, ávidas de nuevas aventuras, viajes mágicos y conciencia rápida.

Justicia divina en el planeta.

El tema da para mucho. La espada de Damocles hará justicia y el espíritu de la Medicina Ayahuasca colocará en orden aquello que está en desatino. Muchos comparten lo que expuesto en este artículo, pero nadie lo manifiesta. Tan responsable es aquel que hace como el que calla. El que hace, va de cara, no se esconde, se ve por donde va. Pero el que calla, otorga y como tal está inmerso en la cobardía, escondido, profanando lo sagrado desde la inmovilidad.
Hay un orden natural que nada ni nadie controla, es el misterio que nosotros, como simples mortales desconocemos. En occidente, todo lo queremos saber y buscar una explicación. Y no hay que saber tanto. Tampoco debe haber tanto razonamiento. No hay nada. La Medicina Ayahuasca sabe… Pertenece al misterio. Solo la pureza del alma y la inocencia dan acceso a sus lindes espirituales, porque aunque hay una química de la cual se habla ampliamente, esta sustancia divina, es Sagrada y nada tiene que ver con la materia. Pero este tema, forma parte de un nuevo capítulo…

Ana Hatun Sonqo

1 Comment

  • JAIRO

    Responder

    Que es idijo

    7 junio, 2015 at 07:08

Post a Comment